16 jun. 2008

DICCIONARIO DE PARAFILIAS SEXUALES II

Como siempre yo preocupado de sacar de la oscuridad a las masas ignorantes y dando continuadad al trabajo iniciado por el majadero ese que no tuvo la delicadeza de decir "se largan de mi blog" y de un momento para otro nos dejó botados en la calle y que ahora debido al clamor popular esta a punto de regresar al aire, todo depende de los resultados de la encuesta que estará disponible en las ruinas de lo que otrora fuera un blog vanguardista, gracias a mis acertadas publicaciones... en fin ahi les va la continuación del Diccionario de Prafilias Sexuales, una letra por seman. Y para igualarnos les dejo las correspondientes a las semanas que no hubo publicación... EL QUE ESTE LIBRE DE PECADO, QUE LANCE SU PRIMERA PIEDRA Y ACUSE A LOS DEMÁS...


Backswinging: Es el folleteo anal de toda la vida (analismo) pero aquí el factor clave y diferenciador es que se disfruta a saco cuando la mujer está tumbada sobre su estómago.

Balloning: placer sexual que se obtiene sólo al ver mujeres hinchando globos, explotándolos, montándolos, estirándolos y jugando con ellos.

Barosmia: excitación por el olfato.

Basoexia: Excitación sólo producida por los besos.

Bastinado: Se trata de una forma de tortura o de castigo en la que se dan palizas en las plantas de los pies de la “víctima”. Según se cuenta, ésta fue una de las técnicas sexuales favoritas de los jefazos nazis, quienes, además de pasados de rosca, estaban más calientes que el pico de una plancha.

BDSM: Se corresponde a las siglas inglesas de bondage, disciplina, sadismo y masoquismo. El término engloba toda la gama de los llamados “juegos del dolor”. Los aficionados a esta práctica sostienen que la gente malinterpreta el BDSM y que en realidad se trata del estilo de vida más natural y liberador que existe. Nosotros te recomendamos que mejor ni escuches.

Belonefilia: Se trata de un fetichismo que puede llegar a ser algo peligroso ya que el protagonista se pone como una moto por el uso de pinchos, agujas y piercings más o menos elaborados.Biastofilia: Aquellos que sólo se excitan sexualmente cuando asaltan a alguien contra su voluntad.

Blastolagnia: Persona atraída por mujeres muy jóvenes.

Blumpy: Esta perversión consiste sencillamente en que te hagan una mamada mientras estás en el baño cagando. Sin duda es más excitante que leer el Marca. El que se la casca mientras caga es simplemente un ejemplo de chezolagnia.

Bukake: Se trata de una perversión tan japonesa como el Tamagotchi y consiste en masturbarse en grupo encima de una mujer. La protagonista, además, suele estar enterrada de tal manera que sólo se le ve la cabeza.

Candalagnia o candaulismo: ver a la pareja copulando con otra persona.

Candling: Cuando se disfruta mogollón con el dolorcito dulce y pegajoso de la cera derretida deslizándose por el cuerpo.

Capnolagnia o capnogalia: Excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma.

Carrera de pajas: El famoso y mítico deporte de la paja más rápida. El ganador es el primero que puede aplaudir con las dos manos al acabar.

Catafílico: La excitación sexual se produce sólo cuando el hombre se somete a su pareja.

Catagelofilia: Los catagelofílicos se ponen a cien cuando alguien los ridiculiza. Quizás sea este el motivo por el que a Aída Nízar le gusta tanto salir en la tele. Vete tú a saber.

Cateterofilia: Excitación sexual con el uso de algún tipo de cateter.

Chezolagnia: Sólo logra excitarse al masturbarse durante la defecación.

Choreofilia: Excitación sexual al bailar.

Cinofilia: Excitación al tener relaciones sexuales con perros.

Ciprieunia: Excitación sólo con prostitutas.

Clastomanía o ripping: Excitarse al arrancar y despedazar la ropa interior y las medias de la piba.
Clismafilia: Placer sexual obtenido al inyectar líquido en la cavidad anal (poner un enema, vamos). Este suele ser el motivo de algunas de las marcas marrones en las alcachofas de las duchas de los hoteles.

Coitolalia: Excitación producida al hablar durante el acto sexual.

Consuerofilia: Coserse zonas de la piel con aguja e hilo para obtener placer sexual.

Coprofagia: A diferencia de la coprofilia, esta perversión es exclusiva de las personas a las que les gusta comer KK.

Coprofemia: Placer sexual proveniente de decir obscenidades en público.

Coprofilia (coprolagnia): el uso de excremento en la práctica sexual (ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo).

Coprolalia: Estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.

Corefalismo: Excitación sexual sólo practicando sexo anal con niñas.

Coreofilia: Excitación a través del baile erótico.

Cratolagnia: Excitación provocada por la fuerza de la pareja.

Cremastisofilia: El gozo sexual cuando le roban a uno.

Crematistofilia: Excitación producida al pagar por sexo.

Criptoscopofilia: Excitación al contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.

Cronofilia: atracción de personas jóvenes por personas de más edad.

Crurofilia: Atracción sexual por las piernas.

Crush: Una categoría muy específica exclusiva de maromos a los que les va ver a mujeres con tacones de aguja apachurrando ratones o cualquier otra cosa.

Cupping: Consiste en colocar dispositivos de succión en partes diversas del cuerpo (sobre todo en los pezones) para aumentar la sensibilidad de la piel. Los aficionados al cupping hardcore utilizan los dispositivos de succión que vienen con los equipos antimordeduras de serpiente. Los aficionados al cupping en plan ultrahardcore utilizan bombas de succión eléctricas, aunque dice la gente que esto deja moratones poco estéticos.

Cutting: Un nombre que le viene que ni al pelo a los que se dejan la piel a cambio de una gratificación sexual algo guarrilla.

Cyesolagnia: excitación sexual sólo con embarazadas.

Dacryfilia o dacrilagnia: Se trata de un peculiar desorden psicosexual que se desencadena al ver a la pareja llorando a moco tendido.

Dendrofilia: Cuando la excitación sólo se produce al frotarse contra los árboles.

Deportes acuáticos: Como la piragua, que es hacer el amor bajo el agua, los deportes acuáticos incluyen jugar, beber, chapotear o bañarse con el pipí de otra persona por aquello del placer sexual.

Dipoldismo: Excitarse propinando golpes en las nalgas a niños.

Disciplina de las enaguas: Cuando te obligan a ponerte ropa interior femenina como parte de un ritual de humillación o de excitación sexual.

Docking: Viene del inglés y significa “hacer puerto” o “acoplarse”, como dos naves espaciales, vamos. Es propio del mundo gay. El docking consiste en deslizar el prepucio sobre el glande del pene de la pareja.

Dogging: El dogging o amomaxia digamos que es el equivalente anglosajón de lo que en nuestra tierra podría ser “irse a un oscuro” con el coche. Consiste, básicamente, en llegar con el auto a un aparcamiento más o menos apartado y montárselo con la señora mientras los peatones del lugar disfrutan con la vista. Basta una señal (que suele ser las luces del coche) para avisar al respetable público de que el espectáculo va a empezar. Un poco de ejercicio y quedará claro de dónde viene el nombre de salpica-d-ero.

Dorafilia: Excitación sexual al tocar pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo.

Douching: Viene del francés douche, ducha para los que no se les den bien los idiomas. Esta práctica consiste en inyectar un líquido, por lo general agua, en la vagina, ya sea por higiene o para potenciar la cosa sexual como tal.

Dysmorfofilia: Atracción hacia personas deformadas (mastectomizadas, jorobadas, etc..).

No hay comentarios: