28 mar. 2008

Tio Edelmo

click en la imagen para ampliar

En realidad el tipo es tío del Mudo (un malviviente de San Juan 90210), DiositoSanchez me libre de tener un familiar así!!!, como el Mudo y los hermanos le decían "tío" todo el tiempo, el resto de la jorga también optó por darle ese trato y el degenerado de la foto empezó a ser llamado de esa manera.

Oriundo de Píllaro y bachiller en contabilidad, emigró a la capital en busca de mejores días hace la bola de años. Su bachillerato en contabilidad le ayudó a conseguir trabajo en no se que empresa como encargado de esa área, nadie sabe ni él mismo se acuerda cuando le despidieron, pero para guardar las apariencias seguía saliendo con maletín de ejecutivo y enternado todos los días a vender pomadas en las rutas de buses que recorren el sur de Quito.

Su mayor satisfacción era haber jugado alguna vez en primera categoría del balompié ecuatoriano defendiendo los colores del Técnico Universitario de Ambato y ser fundador y jugador símbolo del Huracán de Píllaro. Jugando ecuavoley era un mañoso de peso, lo que todos reclamábamos como "agarradas" el refutaba y nos convencia que era "dominio del balón", era un ponedor con un estilo único, a mas de tramposo y amarrador, es de los pocos que en mi época dorada de voleybolista (en mis buenos tiempos bajaba la bola!!!) no pude ganar.

Era parrandero, borracho, jugador y mujeriego. En cualquier fiesta del barrio así no le hayan invitado el caía, Tío Edelmo nunca se colaba, él se "integraba con estilo" a las reuniones, una vez llegué a pensar que el video que pongo a continuación estaba inspirado en las hazañas fiesteras de Tío Edelmo, pero la verdad es que se queda corto comparado con la sutileza que tenía este célebre pillareño y que sabiamente supo inculcar en nosotros, sus pupilos como nos llamaba.



el metido es el que mas come
el metido es el que mas toma
el metido es el que mas goza
metido, metido, metidoooo...
es el hombre mas feliz

Aquella acotación de "esto está muy hablado" que comunmente se usa para dar a entendere la necesidad vital de consumir trago tenía su punto mas álgido en labios de Tío Edelmo, a pesar de sus finas maneras y delicadas costumbres le daba igual tomar Ron Jamaica o Patito Seco que Ballantines o Buchanan's, "con tal que queme la garganta lo que sea" solía decir, lo único que no perdonaba y era causal de magistrales puteadas era comprar media botella de licor en lugar de una entera, "solo los cholos toman medias, tratemos bien y compremos una entera de una vez... no nos engañemos" era su discurso habitual, tenía la firme convicción de que el licor solo debía venir en botellas grandes y que debían desaparecer del mercado las presentaciones de media botella.

Le encantaban los juegos de azar, de él aprendí como ser un jugador de 40 respetable, cuando y en que circunstancias elevar las apeustas en el 21 (black jack), como jugarles la psicológica a los adversarios jugando poker y lo mas importante aplicar todo lo aprendido apostando prendas en el caso de haya damas en el juego. Cuando tuve mi coqueteo con el mundo de los gallos, buenos consejos acerca del desenvolvimiento tanto del gallero como del animal en dicho ambiente fueron provistos por este singular personaje, quien según contaba tuvo años de gloria dedicado a esta noble actividad en su pueblo natal y sectores aledaños. Era común encontrarle también "distendiendo la mente" en los bingos de la Marín.

Con un divorcio a cuestas y algunas mozas regadas por aquí y por allá, Tío Edelmo era bueno dando sabios y gentiles consejos a cualquiera de los panas que los necesitaba, ya sea durante el proceso de conquista de alguna dulce y buena señorita o para reivindicar alguna falta cometida con la enamorada de turno. Su favorito e infaltable en toda conversación que tratase sobre asuntos sentimentales era: "dale tres vergazos en la frente así nunca se ha de olvidar de vos". Otra de sus memorables facetas era cuando vestido al mejor estilo Pedro Navaja y con el autoconvencimiento pleno de que tenía pinta de galán visitaba aquellos exclusivos clubes de caballeros en busca de pasión desenfrenada. Tenía ya sus "fijas" que en ocasiones cuando se encontraba algo limitado de recursos económicos no dudaban en "fiarle" su cuarto de hora de gloria.

Por esos giros de la vida desapareció, había trabajado un tiempo en la Amazonía y también regresado a su natal Píllaro, volvió a Quito pero sus apariciones por el majestuso San Juan 90210 se volvieron esporádicas, el Mudo y su familia se mudaron a un barrio periférico lo que dificultaba que el tuviera donde llegar. Finalmente supimos que se mudó a Guayaquil donde suponemos vive actualmente.

El legado que Tío Edelmo dejó en todo el grupo de malvivientes que tuvimos la oportunidad de conocerlo y nutrirnos con su sabiduría se sintetizó en un documento que tuvo como autores a todos los que recibimos tan desinteresado y magnífico adoctrinamiento y que fue titulado "El Manual de Superviviencia de Tío Edelmo". Finalmente y despues de varios años de exhaustiva búsqueda el documento ha sido encontrado en la PC del Diegay, un panita que abandonó el barrio hace ya alguños años y con el que habíamos perdido contacto en los ultimos tiempos. En cuanto llegue a las manos de su humilde servidor lo pondré a su consideración con la finalidad que todos puedan acceder a la vasta sabiduria y experiencia allí contenida.

¿Con un mentor así en mi adolescencia ahora se explican por qué soy como soy?

JUAS!!!

No hay comentarios: