6 ene. 2015

Un Post Necesario

Nunca más volví a escribir con el tono irreverente y degenerado que una vez lo hice, nunca mas este blog volvió a tener la audiencia que tuvo. Hoy en día hay gente que lee las cosas de hace 6, 8 años y dice que bacán. 
Los blogs nunca volvieron a ser lo mismo, los que escribíamos blogs también maduramos, aunque creo que mas bien perdimos la chispa y el interés, porque eso de la madurez es relativo.
Esta página sirvió para tantos fines, sacar la rabia, eliminar el agobio y el estrés, bastantes veces sirvió de paño de lágrimas, hasta un par de levantes me hice desde aquí.
Ahora bien, de todo el camino recorrido aún hay quienes me reconocen con el seudónimo con el que escribía antes, otros (y que bueno) no han leído este blog, el punto básico es ¿qué pasó en todo este tiempo, dónde se fue el sujeto ese que pronunciaba sandeces a 120 por hora y junto a sus amigos vándalos le ocurrían las aventuras mas inverosímiles que luego acá se publicaban? Les voy a contar:

Luego de un largo camino de ires y venires, en el cual hubo momentos irrepetibles y la vida fue hermosa y llena de placeres y alegrías, vino el chirlazo definitivo que puso todo en su sitio, las malas decisiones y aquellas que no se tomaron pasaron factura, la vida dijo "loco déjate de huevadas" y pon los pies en la tierra. 
Poner los pies en la tierra duele, es necesario, pero es la sacada de puta máxima, cuando vives el día a día, despreocupado y pendiente solo de joder, nunca sientes las pequeñas piedras del camino, el día en que decides empezar a caminar bien y abandonas el letargo de la arrogancia y la despreocupación, las pequeñas piedras son rocas que debes escalar descalzo y no hay zapato que te quede y te libre de las heridas y el dolor en que cada paso se convierte, así lleves los zapatos mas resistentes, al poco tiempo terminan hecho pedazos.
Muchos abandonan a la mitad y prefieren volver a su burbuja donde todo es estable, pero sin moverse a ninguna parte, otros elijen las piedras y cada paso aparecen nuevas, pero no hay que rendirse, porque al final si hay horizonte.

Marcos 8:36 dice "De que le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma", y yo me pregunto de que sirve ganar algo si no se avanza a ningún lado, de que sirve quedarse dando vueltas en círculos frente a las mismas caras, los mismos problemas, las mismas desilusiones, las mismas inclinaciones. Pues no sirve de nada, y peor aún si ese confort mundano nos destruye interiormente.
En días pasados había pensado en narrar un hecho bastante bochornoso que pasé el primer día de este año, darle el toque irreverente y cague de risa, escribirlo al estilo Puta Vida ® (si no sabes que es Puta Vida ® anda y googlea YA!!!), pero aparte de tratarse de algo bien vergonzoso, no creo que sea digno mencionar hechos que han traído consecuencias bien graves a personas muy atentas y respetuosas y sobre todo a alguien que quiero bastante, es mejor tomar decisiones y seguir caminando a pesar de este tropezón tan terrible, buscar la manera de corregir y enmendar lo actuado y llevarlo mejor que antes, es un propósito que debe quedar plasmado y darse completamente.

Hay tanto que quedó atrás, tantos lugares, nombres, caras, que simplemente pensé que estarían siempre, pero que necesario fue que se vaya todo eso, la vida es de ciclos y uno no puede tratar de vivir el mismo ciclo una y otra vez esperando que en la repetición continua algo cambie, la cuestión es parar y hacer ajustes para que se produzcan nuevos ciclos con resultados diferentes, y por que no, mejores.
La vida es buena, los cojudos somos nosotros que no sabemos vivirla, que nos ahorcamos con ligerezas, que dedicamos todos nuestros esfuerzos a la joda, el vicio, la mundanada, cuando las verdaderas perlas de vivir están en cosas mas sencillas y mas grandes, como Dios, la familia, el trabajo, una buena pareja, la lectura, el buen cine, el deporte, dormir bastante, reir harto, comer delicioso, los buenos amigos, la música, viajar, tener metas y sobre todo tener fe en que todo se puede lograr.
Así es como hoy en día veo la vida, y aunque me falta tanto por ser un verdadero hombre de bien, tengo claro donde estoy y hacia donde ir, y espero poder caminar bastante lejos aunque las piedras lastimen y el camino sea cuesta arriba, porque no hay mejor placer que avanzar.

Si de algo sirvió el 2014 fue para dar el empujón, los últimos meses para no dejar de ver hacia adelante y la última semana para no bajar la guardia y poner mas atención a lo que en serio vale el esfuerzo. 

Hasta el próximo post, capaz mañana, capaz el otro año, capaz nunca.

Buena suerte bellacos!
 

2 comentarios:

kerberoecuador dijo...

envejecimos eso es lo que pasa

Thor00 dijo...

estimado atrapasueños, leerte era uno de esos placeres personales underground; y aunque ahora se hayan acabado las historias casi surrealistas que tanto me gustaban aplaudo tu decisión de darle un vuelco a la vida ...

un abrazo mi cyber amigo y un muy próspero 2015.