28 mar. 2012

Crónica de un malviviente: Día 3

Las redes sociales son la causa de la inestabilidad emocional de esta generación. Tenemos mejor calidad de vida en todos los sentidos, pero somos inmensamente miserables. La generación que nos precedió es mas fuerte y templada, debido a que ellos seguían viviendo su vida y no se atormentaban viendo perfiles en internet. A ellos si les creo que todo fue producto de las casualidades del destino, ellos si eran gente valiente que se aguantaba dias, meses, años o toda la vida la vida las ganas de saber de alguien, a ellos si les creo cuando dicen que "con el tiempo todo pasa" y uno se olvida y sigue viviendo. No es una cuestión de orgullo sino algo simple y práctico, en la época de mis taitas, incluso de mis hermanos mayores (hoy gente cuarentona) aquella frase inmortalizada por Aladino El Mago de la Rockola que dice "si te vas, que te vaya bien..." tenía verdadero significado y completa autoridad, en estos días alimentamos nuestras almas siguiendo perfiles cuyas actualizaciones nos rompen el alma. El tiempo cura las heridas dicen, pero las redes sociales se limpian el culo con ese concepto, mas aún cuando eliminar a alguien de ellas se considera mas ofensivo que insultar a la madre y mas grave que apuñalar a alguien.

Enhorabuena (?) mi computadora personal se pudrió (igual que mi alma) y en el trabajo, la casa y la vida real  hay mucho por hacer como para mostrar cualquier faceta frente a esta situación que aún no acabo de enmarcar en su justa dimensión. Me siento en el limbo.

No hay comentarios: