7 feb. 2009

3 EN LA FRENTE

(posteado en PUTA VIDA el 11/07/2008)

Verán sarta de rufianes que llegan a este blog esperando encontrar hembras sin ropa metiéndose grapadoras, teléfonos inalámbricos, rodillos de máquinas de escribir, tazas de café, discos duros externos y demás elementos que una oficina común posee.
Este post va motivado por dos razones:

1.- Para que el MMV de Marcelo no me esté jodiendo la vida llamándome ebrio a la madrugada desde alguna cantina de mala muerte ubicada en algún sector suburbano de la ciudad mientras se escucha canciones de Paty Ray y me empiece a putear porque ya mas de una semana no escribo nada en este infecto y podrido blog (juas! todo se parece al dueño) y luego me empiece a contar la película Wall-E y de como le inspiró para urdir una estrategia infalible para llevar hembras a la cama.

2.- Para transmitirles un poco del conocimiento que Tío Edelmo nos legó a todos su pupilos en aquellas noches de aguardiente, música rockolera y putas gordas regadas biela en las tetas.

"Se han preguntado guambras vergas ¿por qué las hembras que ustedes se culean ni bien se vuelven a poner el calzón ya están buscando otro hijueputa que les haga el favor?", nos solía preguntar Tío Edelmo. "Las razones son muchas, a veces es porque tienen la verga chiquita, a veces porque no les supieron culear como varones, una razón indiscutible es porque todas las mujeres son unas putas!!!", continuaba. Luego agregaba: "Para que dejen de ser tan ascos les voy a enseñar algo que se les hace a las hembras para que no se olviden de uno y siempre vuelvan por mas, tienen que darle tres vergazos en la frente... y garantizado que la man va a ser culito de uno de largo."

La técnica de los tres vergazos en la frente, por mas inverosimil que parezca, funciona. Las pociones y menjurges de brujos y curanderos son un invento para sacarles billete a todos los tarados que creen en eso. El AXE es solo un desodorante que nunca funcionará como en los comerciales. Tener la verga grande no significa virilidad y hombría, aunque para algunas frígidas es lo único que vale. Haber memorizado el Kamasutra y saber como hacer posibles esas complicadas posiciones de las películas porno es estresante y puede causar lesiones en el cuerpo cavernoso del pene al rato de tratar de empalar alguna vaga.

La única manera de que una perra no se olvide de uno y vuelva siempre por mas es dándole tres vergazos en la frente, no hay una explicación lógica, ni científica, mucho menos esotérica o cabalistica, simplemente en esos momentos hibridos cuando toda tu sangre se concentra en la quinta extremidad hay que agarrarle de los pelos y propinarle de manera certera y contundente tres golpes de manera longitudinal en la frente. No importa la reacción de la perra, algunas se rien, otras se asustan, otras se indignan, otras se sienten ultrajadas, hay para todos los gustos, pero sin importar la reacción de la contraparte el resultado final siempre será el esperado.

OJO, son tres (3) vergazos, no dos ni cuatro, tres (3) bien dados y tendremos a nuestra disposición sin hacer el mayor esfuerzo del mundo un culito donde satisfacer nuestros mas bajos isntintos.

Hay que adevertir que propinar uno o dos vergazos lo único que propiciará es que se nos considere como unos repulsivos y asquerosos enfermos, por otro lado si se propina 4 o mas vergazos en la frente de la fishfica la cosa se pone mas grave, pues habremos creado un engendro obsesionado con nuestro pene de cuyo acoso no podremos librarnos a menos que le torzamos el pescuezo.

Así que ya saben malditos mamarrachos, agarren a sus hembras y peguenles tres vergazos en la frente y comprueben los resultados. Si a alguno no le funciona es porque lñe dió los tres azotes de manera compasiva y sin convencimiento o porque definitivamente es maricón

HE DICHO BASTARDOS!!!

p.d.: Marcelo ya le avisaste a Zill que como nuevo miembro de PUTA VIDA y de acuerdo a la tradición ancenstral de este inmundo blog debe invitar a una jaba de bielas al resto de colaboradores?

No hay comentarios: