3 dic. 2007

M O S H ! ! ! - (autoflagelaciones en el Quito Fest 2007/ampliación al post anterior)



También se le conoce como “MOSHPIT”, “POGO”, “LA OLLA”, “OI!”, “SLAM”, “RUEDA” por mencionar algunos términos. El caso es que esa trifulca de gente endiablada que grita, salta, corre, empuja, golpea y patea a quien esté alrededor, cabeceando a mil por hora, mientras cualquier variante del mejor rock extremo suena en el escenario es UNA DE LAS COSAS MAS DEL PUTAS DEL UNIVERSO!!!

La cosa es simple, estás en un concierto de música pesada, buscas la ubicación mas central posible y lo mas cerca del escenario, tampoco muy adelante porque luego no queda espacio. Simplemente esperas hasta que la descarga empiece, una vez que los parlantes están al máximo de su potencia haciendo vibrar tus oídos y retumbando tu cerebro, es cuestión de segundos para que la masacre se arme. Es una cuestión de instintos y de supremacía, debes estar dispuesto a soportar con bravura y dar con toda tu furia. Tu sangre hierve, tus brazos se agitan, estrellas tu humanidad contra tus iguales, cantas, gritas, vives, te liberas una y otra vez mientras atronadores melodías se escuchan a tu alrededor.

Eso es el M O S H ! ! !


Eso es lo que viví el sábado en el parque Itchimbía, en el corazón de Quito, ahí en esa loma que queda frente al barrio mas aniñado del Ecuador: San Juan 90210. Ahí donde desde tempranas horas el pasado 01 de diciembre gente de todos los puntos de la ciudad y muchos mas de otras ciudades, incluso extranjeros nos dimos cita a una nueva versión del Quito Fest, que en el día dedicado a las bandas extremas puso un cartel inmejorable.

Como andaba con mi cachorro y nos cogió la mañana nos perdimos a Messiah, Sarcoma y Funda Mental. Colapso nos hizo cabecear a todo rigor ese death metal bien elaborado que sabe hacer esa banda. No les vi a los Paura, me quede picado, tocaba poner a buen resguardo al muchacho, que se portó a la altura en su primera experiencia rockera. La Concha Acústica el 31 es nuestro próximo destino. Hice mi aparición desequilibrante justo en el momento en el que los colombianos de Koyi K Utho estaban por empezar su tocada, luego de saludar con algunos buenos panas que encontré por ahí arriba, por primera y espero no sea la última vez, en compañía de este demente nos adentramos a la parte medular del espectáculo, ahí donde las papas queman, donde fluye toda la adrenalina y la brutalidad se vuelve tu única bandera. El sonido de los Koyi K Utho se puede expresar con una sola palabra: PODER. Metal Industrial de altos decibeles y una puesta en escena fuera de lo común y bastante sugestiva. Desde el primer guitarrazo el MOSH dominó la arena con cada tema. Acá les dejo una joyita con el cover que se mandaron del clásico Refuse-Resist de Sepultura.


POR AHI ESTAMOS DOCTOR!!!

Después del desbarate total que nos pegamos con la música de los colombianos, apareció una banda ecuatoriana con mucha trayectoria y una calidad musical altísima, en sus interpretaciones domina la esencia mas firme del heavy metal tradicional con una fuerte tendencia hacia el rock progresivo, estoy hablando de los Viuda Negra. Banda Que hace rato no los veía en vivo, hace rato que no cantaba con pasión esa líricas de corte épico y pasional que tienen algunos de sus temas, otra sacadera de puta, desenfreno total. Les dejo el video de uno de los temas mas clásicos de Viuda Negra, “Pretendo”.



Problemas de logística hicieron que la banda que debía cerrar el concierto toque de penúltima. Tiempo atrás conversando sobre el cartel del Quito Fest de este año comenté sobre la gran banda que son los Darkest Hour, no me equivoqué. Death melódico fusionado con hardcore y una potencia increíble en escena, mosh total, partiéndonos la madre al extremo, una voz desgarradora, la batería con ese PUM!!! PUM!!! PUM!!! Haciendo retumbar las almas y las cabezas, las cuerdas energía pura. Lo mejor de la tarde del sábado. A continuación dos videos muy cortos pero que muestran bastante de lo que se vivió durante la actuación de esta demoledora banda estadounidense en tierras quiteñas el pasado sábado.



AHI DOCTOR, AHI!!! EN MEDIO DE ESA MASACRE!!!

Al final Basca. La noche empezó a caer, había llovido algo durante la tarde, pero el escenario del Itchimbía estaba a reventar y yo ahí a escasos tres o cuatro metros del escenario. Ver a Basca en vivo es toparse con una de las bandas que ha marcado la historia del movimiento rockero ecuatoriano. Si ya sé que me van a decir que los Basca son berreadazos, pero alguno me puede discutir su calidad musical, o su propuesta clara y sin ambigüedades con la que traducen la rabia que del ecuatoriano en contra de factores sociales y políticos que nos tienen cagados la vida. Alguien puede discutir que su tercer trabajo es una verdadera obra de arte dentro del heavy metal nacional. No digo que son los mejores, pero si un gran referente de lo que el país tiene para ofrecer en el ámbito rock y una banda de lo mas del putas para estrellarse las cabezas en un concierto, tal como lo hicimos este sábado. Gran presentación faltó tiempo para escuchar mas canciones, personalmente el momento mas intenso cuando interpretaron “Corazón de Infierno”, tema que me recuerda hasta donde llegar en ciertas situaciones:

♪Temblando en mi cuarto ardiente de deseo

desgarro mi piel para escapar de tus caricias

espero descanses en tu cofre negro

envuelto en tus llamas recordaré tu misterio. ♪

♪Y al final, el odio vuelca en deseo

y al final, recuerdo el frío silencio

de momentos negros y eternos

de días muriendo en silencio.♪




y el mas apoteósico cuando casi al cierre de su actuación interpretaron “Sucesor”, todo un himno para mí:


♪ Estoy sediento de almas caídas,

Quiero arrastrarme bajo mi codicia

Y en mi castillo te encarcelaré,

Y a la sombra te condenaré♪

♪Volaré junto al dragón de la muerte

Cosechando mi dolor y mi ira

De tu alma yo me apoderaré

Y a mi deleite te gobernaré.♪


Y para cerrar esta reseña le dejo con un par de videos del concierto que dieron acá en Quito hace algunos meses cuando lanzaron el nuevo disco:

Hijos De/Milicia/Culpables


Andate

Los dolores del MOSH son intensos, pero tan reconfortantes!!!

1 comentario:

Ludovico dijo...

El mosh, el acto de autoflagelacion-liberacion. Es lo que vale la pena, de verdad!

Y el Quito fest una locura!! Koyi es el referente de la música de mi vida, el metal industrial, y me da gusto que los hayan disfrutado.

Un abrazo inmenso, Rogelio!