12 sept. 2007

El personaje de la semana: "Groucho Marx"

(1895-1977) Actor cómico del cine norteamericano, de nombre Julius, n. en Nueva York y m. en Los Ángeles. Hijo de un modesto sastre alemán de origen judío, formó con sus hermanos Chico (Leonard, 1891-1961), Harpo (Arthur, 1893-1964), Gummo (Milton, 1894-1977) y Zeppo (Herbert, 1901-79) un grupo de variedades cómico-musicales de gran popularidad. Pero fue con sus hermanos Chico y Harpo con quienes haría para la pantalla una serie de filmes de un humor disparatado e ingenioso que creó un género irrepetible. De esta serie son sus películas: The Cocoanuts (Los cuatro cocos, 1929), Monkey Business (Pistoleros de agua dulce, 1931), Duck Soup (Sopa de ganso, 1933), A Night at the Opera (Una noche en la ópera, 1935), A Day at the Races (Un día en las carreras, 1936), Room Service (El hotel de los líos, 1938), At the Circus (Una tarde en el circo, 1938), Go West (Los hermanos Marx en el Oeste, 1940) y Love Happy (Amor en conserva, 1948), en la que intervino una Marilyn Monroe principiante. A continuación algunas de sus mas sabias y profundas reflexiones:

- Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no los conozco muy bien.
- Nunca olvido una cara, pero en su caso haré una excepción.
- ¿Pagar la cuenta?... ¡Qué costumbre tan absurda!
- Jamás aceptaría pertenecer a un club que me admitiera como socio.
- Partiendo de la nada alcance las más altas cimas de la miseria.
- No piense mal de mí, señorita. Mi interés por usted es puramente sexual.
- Cásate conmigo y nunca más miraré a otro caballo.
- ¿A quién va usted a creer, a mí o a sus ojos?
- Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota.
- La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después un remedio equivocado.
- Bebo para hacer interesantes a las demás personas.
- En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.
- La felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…
- Mi madre adoraba a los niños. Hubiera dado cualquier cosa porque yo lo fuera.
- Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.
- Me casé por el juzgado. Debería haber pedido un jurado.
- El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución.
- El matrimonio es la principal causa de divorcio.
- Detrás de cada gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella, esta su esposa.
- No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.
- He pasado una noche estupenda. Pero no ha sido esta.
- ¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Que ha hecho la posteridad por mi?

No hay comentarios: