9 jun. 2009

Atrapasueños Origins (algunas fallas son de origen otras adquiridas)

Bellacos:

Siempre le tuve pena al guambra del departamento de enfrente, él y su hermana nacieron con un problema congénito o genético o como chucha se diga derivado de la incompatibilidad de sangre de sus padres y/o/u no se que otras huevadas mas, el hecho es que sufrian de enanismo, problemas motrices y no se que afección a los huesos.

No recuerdo como me hice pana del man, creo que me obligó mi vieja.

De pronto el corredor que separaba los dos departamentos se convirtió en el sitio de juegos y ahí pasaba horas y horas alucinado por los juguetes tan del puctas que el man tenia y a la vez impotente de no saber como descolarme para bajar al patio a jugar fútbol o largarme al monte a jugar guerras, es que la plena me daba pena dejarle ahí al guambra (que era de mi misma edad por cierto con diferencia de apenas uno o dos días) con sus juguetes que debido a sus problemas motrices tanto trabajo le había costado sacar, me comia verga porque el resto de mis panas eran niños normales con los que corria, saltaba, me daba de puñetes, hacia travesuras y tenía una infancia medio feliz y bastante agitada.

Por algún sentimiento de compasión o simple y miserable lástima me quedaba ahí, oyendo como a lo lejos el resto de niños se desenvolvian normalmente, mientras yo me sentia estancado y frustrado por no poder expresar lo que realmente sentía.

Aquí es la parte en la que debo admitir que desarrollé el arte de la hipocresía a temprana edad, sonriendo para no mostrar mi descontento y mándandole a pedir algo de comer donde la mamá para al menos tener una razón que justifique estar sentado en la fría baldosa del corredor, en lugar de bajo el sol canicular del verano quiteño, lleno de los Transformers mas bacanes que recuerdo que junto con un montón de He-Mans defendian aquel gigantesco castillo Grayskull, mientras un montón de tanques y aviones Gi-Joe con soldados armados hasta los dientes trataban de apoderarse del sitio.

A parte de hipócrita, aprendí a ser envidioso e inconforme.

Envidioso porque el taita del man viajaba fuera del país y le traía maravillas que yo jamás iba a tener, mientras que a mi me tenían metido el dedo de que mi taita trabajaba en otra ciudad cuando en realidad era que hace rato se había largado a vivir con la moza; que siendo él y la hermana unos inválidos tenían una "vida perfecta" mientras a mi me tocaba heredar cosas de mi hermano y andar en un carro viejo.

Sentí un gran vacío cuando se fueron, no sabría definir si era porque les iba a extrañar o porque me aliviaba que se fueran, pero a pesar de un montón de sensaciones extrañas en mi interior pude permancer inmutable cuando se despidieron, lo hice todo tan natural y educadamente que logré conmover a los padres del chico, que con lágrimas en los ojos me agradecieron por la amistad brindada.

Tiempo después llegó una postal y una fotografía de los muchachos, creo que debo haberles contestado, no se si una postal mismo ni si fue acompñada de alguna foto, pero mi madre jamás hubiera permitido tamaña majadería de no responder el detalle de haberse acordado de mi ahora que vivían en otro país, lo que si recuerdo es que tenía rabia de seguir viviendo aquí mientras ellos se habían ido a vivir al otro lado del mundo

2 comentarios:

Kodama San dijo...

:O Seguro están y siguen bien donde quiera que estén, y qué bueno que aun con ese interés que dices, te le acercaste y tuvieron algo así como una amistad, que así como vos no olvidas (así sea por lo que cuentas), tampoco él o ellos olvidarán.

Saludos!

EL HIJO DE PUTA dijo...

ESTAS HECHO EL POETA LONGO DE ESQUINA, NO HAS DE TENER NI RELOJ CHUCHA, GENTESITA COMO VOS... APAGADA, TRISTE Y DE MAL ALIENTO DEBERIAN IRSE EN BARCOS A LA JONY, EUROPA, AFRICA DONDE PUTA SEA PERO ANTES DE LLEGAR DEBERIAN HUNDIRSE POR LA PUTA DE TU MADRE. HECHO EL BACAN EL INDIO VERGA, LONGO HAS DE MORIR ACUCHILLADO POR UNA BIELA, ASI SON LOS DE TU RAZA BIEN BRUTOS, NO VES TUS COMENTARIOS?