5 feb. 2009

EL DESVIRGADOR DE SAN JUAN 90210

(Posteado en PUTA VIDA el 02/07/2008)

Y bueno, finalmente lo que todo el mundo pedía, he regresado como escritor (que palabra tan grande para un malviviente que escribe en un espacio llamado PUTA VIDA), colaborador, postista o como mierda quieran llamarlo, a continuación un relato verídico ocurrido hace bastantes años
Por cierto ya que se dignaron en llegar a este esperpento digital y se están acomodando ansiosos por leer lo que viene a continuación al menos dígnense en comentar!!!

Ahora si, vamos con lo ofrecido:

Era una tarde de sábado como cualquier otra, por la mañana habíamos jugado fútbol y así todo apestosos nos agarramos a beber, no me acuerdo como ni con que pretexto pero caimos a la casa del trompudo Paredes, quien gentilmente nos ofreció los restos de un pastel y las sobras de comida que habían quedado del día anterior en que hubo una fiesta en su casa
Entre tragos y tragos asomaron unas dos vagas y se unieron a las libaciones que llevabamos a cabo en la casa del Trompudo, una de ellas era la novia del Memín y como es lógico se sentó junto a su macho a ver como despiadadamente nos embruteciamos. De rato en rato la tipa también se echaba su trago. La amiga se fue cuando el Sureins le empezó a hacer propuestas indecentes

De pronto la parejita, que ya llevaba algunos meses de romance se retiró muy discretamente al cuarto contiguo al que nos hallabamos fundiendonos la madre con aquellas bebidas espirituosas y terapeuticas que ingeriamos. Lo primero que se vino a nuestra mente fue que el Memín le iba a dar su respectiva dosis de penetración vaginal a la pelada, nos contentamos bastante por el muchacho pues en el tiempo que llevaba con su enamorada todavía no habían tenido sus momentos híbridos

Tuvimos que subirle el volumen a la música conmiserada que estábamos escuchando para ahondar el dolor y vacio existencial que representaba nuestra patética existencia y que tenía su máxima expresión en ese momento de sopores etílicos en que nos hallábamos, los risitas malintencionadas, los gemidos y las palabras apasionadas de la parejita de aquel momento nos impedían concentrarnos en la fundamental tarea que estábamos llevando a cabo en ese momento y que consistía en hundir nuestras desgraciadas vidas en el fondo de los vasos de licor barato que ingeriamos

Llevaban en la habitación de junto ya como una hora, al espiar que mismo pasaba, vimos que estaban semidesnudos, ambos gozaban del momento, se manoseaban y se besaban desenfrenadamente. Cuando el Memín trataba de darle lo suyo a la muchacha, esta rehusaba abrir las piernas como se debe y dejar que el falo de nuestro colega se introduzca en su ser y le haga sentir mujer. Claramente escuchamos como ella se resitía diciendo cosas como:
"Tengo miedo"
"Nunca he hecho esto antes"
"Es mi primera vez"
"Es que me va a doler"
"Espérate estoy nerviosa"
Ante tales argumentos el Memín con toda la dulzura del caso le decía cuanto le amaba, cuanto la deseaba y que el quería ser su primer hombre, que iba a hacer que nunca se olvide de ese momento y un montón de basura mas con la que los varones acostumbramos lavarles el cerebro a las mujeres a fin de que se les moje la entrepierna y cumplan la función de objetos de placer sexual a la que están destinadas

En medio de todo esto decidimos no ser imprudentes y regresar al genocidio neuronal producto de la manera demedida en que estabamos consumiendo trago y continuar con la respectiva dosis de huevadas varias que desde siempre ha sido el tema fundamental de conversación de machos mientras toman alcohol. Entre otras cosas hablamos sobre la virginidad comprobada de la novia del Memín que estaba a punto de perderse, pues era cuestión de unos momentos mas para que el mencionado diera la estocada final

Pasó como otra media hora o mas y nuestra curiosidad seguía latente por saber que fin mismo estaba teniendo el himen de la chica que allí se encontraba bajo el cuerpo del Memín con el pantalón abajo y dandole de lactar de esos ricos y rosaditos pezones que tenía al aire. Espíamos nuevamente y la cosa seguía igual, él intentando meterle la verga de todas las formas racionales que existen y ella esgrimiendo argumentos semejantes a los ya mencionados líneas atrás. No pasaba nada de nada

Nuevamente preferimos ser discretos y volver al proceso de embriaguez extrema en el que nos hallabamos sumidos desde antes del medio día. Seguiamos oyendo musica de cantina, hablando porquerías y media de todo y de todos y pensando en que ya era hora de que el Memín haya culminado con la empresa que estaba acometiendo desde ya bastante rato. Una vez mas la curiosidad nos llevó al umbral del cuarto contiguo y las cosas seguían iguales, el tratando de empalarle y ella sin abrir las piernas lo suficiente para que pueda recibir el miembro viril del Memín dentro de si

De pronto la voz del Melloco retumbó como un trueno, luego de que nos hiciera a un lado y entrara a la habitación donde se encontraba la pareja intentando infructuosamente de tener relaciones sexuales, agarro al Memín del brazo y lo sacó del paso, no sabemos en que momento se abrió el pantalón y saco su pene al aire, que por cierto estaba completamente erecto. Agarró a la enamorada del Memín por las nalgas le abrió las piernas y la levantó hacia si mismo y a la vez diciéndole al amante frustrado:

- ESTO NO PUEDES HACER CHUCHA!!! GUAMBRA CACA... NI CULEAR SABES!!!


Todo fue cuestión de segundos, todos nos quedamos atónitos, incrédulos y paralizados al ver como la verga del Melloco se hundia entre la poblada pelvis de la chica que solo atinó a decir "Ayayay" ante la primera arremetida del Melloco, quien luego de bombear unas pocas veces, soltó a la tipa que estaba como shockeada sin saber que rayos pasaba, se alzó el pantalón y salió gritándole al Memín:

- ASI SE HACE ESTO!!! APRENDERAS... YA ME HE DE MORIR!!!


La única reacción que tuvimos con el Trompudo y el Sureins fue la de ir a sentarnos y pegarnos un trago bien cargado para asimilar lo que acababamos de ver, entre tanto que el Melloco se limpiaba la sangre que había manchado su guasamayete con un mantel de cocina y la pareja tardó como otra media hora en salir, esta vez ya no tuvimos curiosidad de espiar nada

La pareja salió, se despidieron normalmente de todos y en ese momento el Melloco dijo algo así como:
- Ve Memín, mil veces preferible que un pana te de culeando a tu enamorada que cualquier otro desconocido... cierto ve... no te olvidarás que mañana tenemos partido de fútbol a las 2 de la tarde


Jamás hubo rencores entre el Memín y el Melloco, es mas en San Juan 90210 existe la leyenda urbana de un día el Memín le agradeció al Melloco por haber hecho lo que hizo aquella tarde de sábado durante aquella borrachera tan semejante a cualquier otra

nada como pegarse un jugoso himen para alegrar una tarde sábado!!!

* - * - * - * - *

UPDATE!!!

Una contribución que ilustra de mejor manera lo que la novia del Memín perdió aquel sábado a manos del Melloco

GRACIAS MMV POR MANDAR ESTA FOTO!!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye y esta historia es cierta?? ... que hijos de puta!! ...

MAXIMO dijo...

JAJAJA este link se lo he pasado a todos mis panas y lo que mas me da risa es lo del peloteo al sigiente dia jaja si jugaron ??? y como si nada ??

zaulo dijo...

ya veo de quien as aprendido lo poco que sabes payaso.(del melloco)